980

Ontón

Web Junta Vecinal de Ontón

Es el primer pueblo de la Comunidad de Cantabria cuando se accede de Vizcaya, por la ruta costera. El límite con la Comunidad Autónoma de Euzkadi se encuentra en El Haya, que es una zona de servicios.


En Ontón destacan los barrios de Burzaco y Allendelrío entre la carretera y el mar. En la ladera del Pico de la Gracera hay un pequeño núcleo de casas, que forman el barrio de Quintana. Cuenta con la playa de Berrón en la desembocadura del río Sabiote.

Sobre la zona costera hay un antiguo paraje minero desmantelado, que se conoce por El Piquillo (Punta de Rebombal), que alberga algunos restos de patrimonio de arquitectura industrial (hay una plataforma de un cargadero, por el que salía el mineral que se extraía de la mina del Hoyo, y la casa del práctico que dirigía las maniobras de los barcos). Se intenta recuperar el lugar creando un paseo sobre la antigua vía del ferrocarril minero hasta Kobarón, en el municipio limítrofe de Muzkiz. Se accede por un desvío de la N-634, en torno al Km. 137,5.

Al borde de la carretera nacional se encuentra la iglesia parroquial de la Inmaculada Concepción Su interior se ha restaurado en los últimos años y se han encontrado restos de antiguas sepulturas, de las que queda una como testimonio. Es de una sola nave con cuatro tramos de bóvedas de crucería, el ábside muy modificado se cubre con bóveda de arista sin nervios marcados, tiene anexa una sacristía. El abovedamiento fue construido en 1702 por Pedro de la Llama, Juan Antonio de Higuera, canteros del taller de Ribamontán al Mar-Güemes y por Carlos de San Miguel y Francisco Solórzano, canteros de la junta de Cesto. La portada consta de dos cuerpos: El primero con arco de medio punto entre columnas de orden dórico (pero con basa añadida), arquitrabe, friso y cornisa. En las enjuntas del arco se aprecian unas decoraciones circulares. En el segundo cuerpo, el ático mantiene el orden dórico con frontón adintelado y rematado con una cruz entre bolas; en su interior acoge una hornacina avenerada para ubicar una imagen mariana, hoy desaparecida. A ambos lados se abren vanos, que permiten iluminar el espacio interior.

En cuanto al patrimonio de arquitectura civil podemos citar la antigua escuela que fue construida dentro del programa de dotación de escuelas de la II República, su diseño es similar a la de Talledo. Se utiliza como Centro de Internet Rural. La llamada casa-palacio que apuntaba un cierto porte se encuentra en lamentable estado de conservación.

Al llegar al puente sobre el río se abandona la carretera nacional y se toma el desvío por la autonómica CA-523, que indica el camino de Santiago y permite llegar a Baltezana y a Otañes.

El barrio de Manzanal se encuentra en la margen izquierda del río Sabiote y acoge un mal conservado patrimonio de arquitectura industrial, formado por los talleres, los lavaderos y los puertos de Urquijo y de Taramona.

El mineral se transportaba por ferrocarril aéreo desde las minas del Hoyo o de Alén, se depositaba en los puertos y posteriormente se conducía en vagonetas al cargadero de Saltacaballos.

El núcleo de Baltezana está muy transformado por la proliferación de nuevas urbanizaciones. Destaca en el conjunto la ermita de San Juan Bautista, muy restaurada, y que guarda una estela funeraria del período imperial romano formando parte de una ventana. La escuela diseñada por el arquitecto laredano Joaquín Rucoba en 1890-92, acoge actualmente un centro socio-cultural del barrio.

En el barrio de Melida, en las proximidades del antiguo molino, arranca la ruta jacobea en dirección al valle de Otañes.

En la parte más alta del territorio se encuentra el barrio de Talledo en el límite con Vizcaya, por el Monte Mello y próximo al puerto de Las Muñecas. Se accede desde Baltezana por la carretera CA-523, al llegar al alto hay un desvío a la izquierda que conduce entre robles hasta el núcleo de este barrio.

Destaca por el conjunto homogéneo de casas tradicionales, su ermita de Nuestra Señora de Guadalupe y anexa a ella, una escuela y casa del maestro de promoción indiana. Queda como testimonio actual una inscripción en piedra sobre el dintel en la que se puede leer "Se izo en 1830 a espensas de Don Juan Antonio del Portillo". Este indiano, Juan Antonio del Portillo y de la Sota, testa en México con la intención de que se construya una escuela de Primeras letras en el barrio de Talledo, de Ontón. En el escrito se exponen las cláusulas y condiciones, entre ellas que se dote con el capital de ochenta mil reales de vellón y que la casa construida a expensas del fundador que confina con la ermita de Nuestra Señora de Guadalupe, se destine para habitación del maestro, y que se coloque en ella la escuela. Además se indica que el maestro dispondrá de un terreno para huerto. Podrán, acudir a dicha escuela los niños de Ontón y del valle de Otañes. Un siglo después, en 1924, encontramos un descendiente de este promotor, legando su fortuna de nuevo a Castro Urdiales ya que la fundación Barquín encarga un edificio docente al arquitecto municipal bilbaíno, Ricardo Bastida. Actualmente es la sede del IES Ataúlfo Argenta.

También tiene una escuela de construcción similar a la de Ontón, que ha sido restaurada y se ha transformado en albergue de Cruz Roja.

Scroll to Top